Relación médico-paciente en el hospital público

Carlos Apezteguía

Resumen


Hace un par de décadas Hanson y Callahan enunciaron los objetivos de la medicina, que fueron aceptados por la mayoría de los bioeticistas: prevenir la enfermedad y promover la salud, aliviar el dolor y el sufrimiento, curar y cuidar a los enfermos, cuidar al que no se puede curar, confortar siempre, prevenir la muerte prematura y, cuando llegue el momento, posibilitar una muerte en paz (Hanson MJ, Callahan D, The Goals of Medicine, 1999).
Se podría decir que contamos con los elementos básicos para empezar a manejar la relación médico-paciente si se respetan los principios básicos de no maleficencia, beneficencia, autonomía y justicia. La consideración del tema queda mejor ajustada cuando se acepta que el nudo central, esencial, de la ética clínica se relaciona con reconocer cuál es el límite de los esfuerzos a emplear para recuperar la salud del paciente: cuándo es posible la curación, por cuánto tiempo debiera ser mantenido el soporte instalado y cuándo los cuidados deben centrarse básicamente en promover el confort del paciente (Jonsen AR, Siegler M, Winslade WJ. Clinical Ethics, 2006).

Texto completo

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


Licencia Creative Commons
Los trabajos publicados en esta revista están bajo la licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 2.5 Argentina.

Boletín del Consejo Académico De Ética En Medicina ISSN 1666-518 X.  Consejo Académico de Ética en Medicina Pacheco de Melo 3081.  1° - (1425) C.A.B.A., República Argentina. Teléfono:  (+54) 11 44806-8421ó 4805-5759 int. 33 consejodeeticaenmedicina@gmail.com