El cuerpo muerto en el arte contemporáneo

Maria Cristina Ares

Resumen


La utilización del cuerpo muerto en el arte, la presentación del cadáver humano estetizado, ha provocado múltiplesreacciones adversas. Acusadas de inmorales, escabrosas y hasta obscenas, estas producciones han desatado la reflexiónsobre la espectacularización del arte y advertencias al espectador contemporáneo sobre los riesgos de relajar el espíritucrítico frente a tales artefactos. La reflexión ética se interpone en la operación del arte, ¿se puede aceptar la estetizacióndel cadáver del otro? ¿Tiene uno derecho a decidir sobre el cuerpo del otro? Y en todo caso, ¿En qué momento el otro ha dejado de ser una persona para ser un mero cuerpo? Este caso se presenta como el otro extremo que articula el debatesobre el aborto, ¿cuándo se constituye el humano como persona?, ¿el embrión es persona?, ¿el feto es persona?,de la misma manera cabe preguntarse: ¿el cadáver es persona? Así como de lo sublime se deriva la idea de infinito queconcebimos en nosotros, ante la presencia del cadáver se abre un abismo, pues nos enfrentamos a quien fue como unoy ahora se encuentra sin vida y, simultáneamente, al que nos conecta con nuestro proyecto más cierto que se instala enel por-venir de cada uno de nosotros. El arte mortuorio, entonces, oficiaría de recordatorio de aquello que el capitalismohabría transportado a la nada, como una suerte de memorial de aquello que el sistema nihilizó, desnudando así elpensamiento burgués y abriendo en el seno de la estética un debate ético

Palabras clave



Texto completo

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


Licencia Creative Commons
Los trabajos publicados en esta revista están bajo la licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 2.5 Argentina.

Revista del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) Eva Perón ISSN 2250-5423. Avda. Ricardo Balbín 3100, San Martín (1650) Provincia de Buenos Aires revistahospitalevaperon@gmail.com