El arte de la performance y la paradoja de Diderot: aproximando el músico al actor y a la(s) práctica(s) interpretativa(s) de las artes escénicas

Frank M. C. Kuehn

Resumen


Denis Diderot, filósofo prominente del Iluminismo francés del siglo XVIII y principal organizador de la Encyclopédie, presenta en suParadoja sobre el comediante una importante reflexión sobre el oficio del actor, la actitud que este debe tomar para representar diferentes roles y la función social de su actuación. En oposición a Rousseau y a los románticos que lo sucedieron en el siglo XIX, Diderot sostiene que un buen actor debe guiarse más por una actitud de distanciamiento emocional que por un arrebatamiento compulsivo de sentimientos y pasiones. Sin querer eclipsar las diferencias específicas que existen entre el oficio del músico-intérprete y el del actor, sus afinidades se evidencian sobre todo en el campo de la performance, así también como en la actitud y el papel social que ambos asumen en el escenario para interpretar una obra previamente concebida y codificada. Considerando que el aspecto performativo de la práctica musical, excepciones aparte, aún constituye una dimensión relegada en la enseñanza de la música, destacamos la importancia de los elementos de la performance en relación con las categorías corporales de la presencia, mímica y gestualidad. En síntesis, a trescientos años del nacimiento de Diderot, se trata de demostrar que las artes escénicas pueden contribuir de un modo relevante al entendimiento y al perfeccionamiento de la performance musical.

Texto completo

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


Licencia Creative Commons
Los trabajos publicados en esta revista están bajo la licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 2.5 Argentina.
El Oído Pensante ISSN 2250-7116 eloidopensante@gmail.com