75
RASAL
LINGÜÍSTICA
2020: 75-93
Recibido: 13.04.2020 | Aceptado: 29.09.2020
ARK: http://id.caicyt.gov.ar/ark:/s26183455/1qnurjsaa
ESTUDIO SOCIOLINGÜÍSTICO DE LA DESPALATALIZACIÓN
DE /ɲ/ EN EL ESPAÑOL DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE
BUENOS AIRES
A SOCIOLINGUISTIC STUDY ON /ɲ/-DEPALATALIZATION IN
BUENOS AIRES CITY’S SPANISH
Jaime Peña Arce
Departamento de Lengua Española y T.ª de la Literatura. Facultad de Filología.
Universidad Complutense de Madrid
RESUMEN
Este trabajo describe y analiza, desde un punto de vista sociolingüístico, la frecuencia del fenómeno
de la despalatalización del fonema palatal nasal sonoro dentro del habla de la ciudad de Buenos Aires.
Para ello, se ha realizado –respetando las variables de edad, sexo y nivel sociocultural– una encuesta a 150
informantes. Los resultados evidencian la existencia de este proceso de desfonologización en el español
de la ciudad. Al mismo tiempo, se detallan los resultados según las variables consignadas y, también, en
función del contexto fónico y de las características prosódicas en las que se manifiesta este proceso de
supresión del carácter palatal del mencionado fonema.
PALABRAS CLAVE: Sociolingüística; despalatalización; español de Argentina; nasales.
ABSTRACT
This paper describes and analyses, from a sociolinguistic point of view, the frequency of the
phenomenon of depalatalization of the voiced palatal nasal phoneme in Buenos Aires’ Spanish. In order
to achieve this, a survey comprising 150 respondents has been conducted, taking into account age, sex
and sociocultural level variables. The results demonstrate the existence of this dephonologization process
in the Spanish spoken in this city. At the same time, the results are described according to said variables
and, furthermore, are based on the phonic context and the prosodic characteristics in which the process of
elimination of the palatal character of the aforementioned phoneme is manifested.
KEY WORDS: Sociolinguistic; depalatalization; Argentine Spanish; nasals.
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
ESTUDIO SOCIOLINGÜÍSTICO DE LA DESPALATALIZACIÓN DE /ɲ/ EN EL ESPAÑOL DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES
76
1. Objetivos y metodología
El objetivo de estas páginas, que siguen los principios y los métodos de la Sociolingüística
variacionista (Labov 1966, 1972a, 1972b; Shuyet al. 1968; Sankoff 1980; Cedergren 1983;
Silva-Corvalán 1989; García-Martos 1999), es doble. En primer lugar, se pretende confirmar,
mediante una abundante muestra que garantice la representatividad de los resultados, la
recurrencia de un fenómeno de naturaleza fonético-fonológica: la despalatalización de /ɲ/
en las hablas de la ciudad de Buenos Aires. Sobre esta realidad, escasamente consignada
en la bibliografía (Malmberg1950: 108; Sala 1974: 190; RAE & ASALE 2011: §6.7l) hasta
fechas muy recientes (Kochetov & Colantoni 2011; Colatoni & Hualde 2013; Bongiovanni
2015a, 2015b, 2019), solo existen trabajos que parten de los datos de un número limitado de
informantes
1
. En segundo lugar, garantizada la representatividad de la muestra y confirmada
la presencia del fenómeno, se estudia –con atención constante al registro comunicativo– su
aparición según una serie de variables (sexo, edad y nivel socioeducativo), fijadas a partir de
las características propias de la población de la ciudad. Igualmente, se ofrecen reflexiones
acerca del contexto fónico más proclive a la despalatalización y se analiza qué estructura
acentual (pretónica, tónica o postónica) la favorece.
Este trabajo se divide en cuatro partes. Con el fin de contextualizar la investigación, se
incluye, inicialmente, un estado de la cuestión; en él: a) se sintetizan las explicaciones que
la comunidad investigadora ha aducido con el fin de explicar los porqués de este fenómeno,
b) se presenta su distribución geográfica en el mundo hispánico y c) se resumen, de forma
muy sintética, los estudios publicados sobre la fonética del español de Buenos Aires. En
segundo lugar, da comienzo la investigación propiamente dicha: inicialmente, con una serie
de reflexiones teóricas acerca de la naturaleza y de las características de la muestra realizada;
además, siguiendo a Moya (1993: 28-29) se hace una presentación teórica de las articulaciones
en las que puede manifestarse el fonema /ɲ/. A continuación, se facilitan –en números totales
y en porcentajes por medio de tablas– los datos espigados en el siguiente orden: totales,
totales según el registro, por sexos y registro, por edades y registro, por nivel socioeducativo
y registro y, por último, atendiendo al contexto fónico y a la estructura acentual. En tercer
lugar, se comparan los resultados de la muestra bonaerense con los datos existentes sobre
otras zonas donde la despalatalización es una realidad, y se ha estudiado: Toledo (Moreno
1988; Peña 2016a), Jaén (Moya 1993) y Yucatán (Peña 2016b). El trabajo termina con unas
esquemáticas conclusiones y con la enumeración de las referencias bibliográficas que han
sustentado la redacción de estas páginas.
2. Estado de la cuestión
La pérdida del carácter palatal de la ñ (senuelo por señuelo o banista por bañista) es un
fenómeno conocido y atestiguado en la lengua castellana –ora en España, ora en América–,
característico de las hablas de las comunidades sefardíes (Sala 1974) y que, incluso, se ha
manifestado esporádicamente en la diacronía, con evidencias en textos de los Siglos de Oro
(Henríquez Ureña1938: 101).
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
JAIME PEÑA ARCE
77
Este proceso, por el que la palatal nasal sonora queda convertida en una alveolar nasal,
no es exclusivo del español; en otras lenguas romances, como el francés o algunas variedades
septentrionales del rumano, ya se ha culminado (Moreno 1988: 62 y 69). En el caso de
otros idiomas románicos, como en el del catalán hablado en las Baleares, también se han
localizado ejemplos de despalatalizaciones esporádicas (Rost 2011: 125). En realidad, la
variación lingüística estudiada en estas páginas se enmarca dentro de un proceso de cambio
y variación de una dimensión muy superior: la reestructuración del orden de las consonantes
palatales, común a todas las lenguas neolatinas. Es muy probable que, en el caso de nuestra
lengua, la descripción de esta realidad haya sido arrinconada por otras evidencias de ese
proceso de reestructuración –como el yeísmo o la articulación fricativa de la ch– con una
extensión y una envergadura mucho mayores.
2.1. Las causas de este proceso de desfonologización
Las hipótesis esbozadas por la investigación para tratar de explicar las causas de este
proceso de desfonologización se pueden dividir en tres grupos:
1º. Hipótesis parciales. Aquellas que intentan explicar la despalatalización en función de
los condicionantes concretos de las distintas variedades del español donde esta se presenta.
Así, para el judeo-español de Bucarest, Sala (1974) recordaba la desaparición de /ɲ/ en
rumano; en el caso de algunas hablas de la Amazonía, entre Colombia y Venezuela (Reinoso
1999: 99), o en el español yucateco (Peña 2016b), se ha apuntado a la influencia, como
sustrato, de las lenguas amerindias.
2.º Hipótesis generales. Aquellas que pretenden ofrecer una explicación de conjunto,
apoyándose en teorías de rendimiento fonológico. En este sentido, Sala (1974), Moreno
(1988) y Moya (1993) identifican la pérdida de la correlación de mojadura dentro del orden
palatal, producida tras la desaparición del fonema palatal lateral /ʎ/, como el elemento
seminal de este proceso. En su opinión, la pérdida de la ñ (siempre en el marco de la enorme
inestabilidad del sistema palatal) es un efecto colateral del yeísmo; por este motivo, el primero
aflora donde el segundo ya se ha consolidado.
Moya (1993: 23) glosa en profundidad esta hipótesis: según él, la mojadura (o adherencia)
es la característica que otorga a la ñ su timbre palatal; al perderse esta, el fonema resultante
coincide con /n/. No obstante, los hablantes habrían conseguido neutralizar el rasgo adherente
de /ɲ/, manteniendo sus dos características básicas: la nasalidad y la palatalidad. Por esta
razón, el fonema se presentaría, en la mayoría de los casos, mediante una articulación
desdoblada [n+j]: espaniol por español o anio por año.
3.º Finalmente, cabe añadir que esta variación –relacionada con procesos derivativos en
parejas léxicas del tipo teñir/tinte o ceñir/cinta, con la ñ en posición de coda silábica– ha sido
analizada (Eddington 2012: 202; Pensado 1999: §68.4.1.6), pero no se ha alcanzado ninguna
conclusión relevante.
2.2. La despalatalización de /ɲ/ en la geografía del español
El fenómeno de la despalatalización de la ñ ha sido localizado, de forma dispersa, en
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
ESTUDIO SOCIOLINGÜÍSTICO DE LA DESPALATALIZACIÓN DE /ɲ/ EN EL ESPAÑOL DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES
78
diferentes rincones del mundo hispánico; no obstante, en muchos casos se trata de simples
referencias superficiales –a veces, repetidas en forma de tópico– y no de estudios detallados.
En el español de España, Moreno (1988: 65 y 66) localizó ejemplos dispersos en diversas
provincias de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Navarra, Andalucía
y La Rioja; por su parte, García Mouton dejó constancia de las despalatalizaciones en zonas
del oeste de Asturias y de las provincias de León y Zamora, y las justificó por la influencia
de las hablas occidentales asturleonesas, que “apenas tienen /ɲ/” (1996: 22). Sea como fuere,
es en las provincias de Jaén y Toledo donde este proceso presenta una mayor incidencia y de
donde, además, existen estudios específicos: para Toledo (Moreno 1988; Peña 2016a) y para
Jaén (Moya 1993).
En el español americano, la pérdida del fonema palatal nasal está documentada, pero
prácticamente no ha sido estudiada. Existen referencias a este fenómeno en algunas hablas
rurales de la zona fronteriza entre Colombia y Venezuela (Reinoso 1999: 99; Rodríguez
2008: 142), en puntos concretos de Ecuador y de Chile (RAE y ASALE, 2011: §6.7l), y en
algunos estados mexicanos, como Oaxaca (RAE y ASALE, 2011: §6.7l) y Yucatán; de este
último territorio sí existen estudios específicos (Peña 2016b; Matos López 2018).
Hasta fechas recientes, en el caso concreto de la República Argentina, contábamos solo
con unas escuetas notas aportadas por Malmberg (1950: 108); con las apreciaciones de Sala
(1974), quien defendía que, en el español litoraleño
2
, el fenómeno «no era tan marcado»
(1974: 190) como en Yucatán; y con las de la Nueva Gramática de la Lengua Española
(Fonética y Fonología), que –cerrando el foco sobre la ciudad de Buenos Aires y gracias a la
recopilación de los trabajos publicados hasta la fecha– afirmaba que, en la capital argentina,
esta variación era característica de los hablantes con escasa instrucción (2011: §6.7l). Sin
embargo, como se ha apuntado páginas atrás, durante los últimos años ha aparecido una
serie de nuevas investigaciones que inciden en el análisis de esta realidad en el español
bonaerense, aunque con un número limitado de informantes.
2.3. Estudios fonéticos sobre el español porteño
El análisis del plano fónico de las hablas de la ciudad de Buenos Aires –corazón, según
la división trazada por M.ª Beatriz Fontanella de Weinberg (2000), del área lingüística del
español bonaerense– es una labor a la que los especialistas, desde mediados del siglo xx y
hasta la actualidad, vienen prestando un interés muy notable. Esa atención se ha centrado,
especialmente, en la aquilatación de dos cuestiones concretas: el tratamiento de la -s y las
soluciones dadas al proceso de variación y cambio yeísta.
En un primer momento, y centrados en el yeísmo, fueron pioneros los trabajos de dos
investigadores españoles, Zamora (1949) y Alonso (1951). Pocos años después, tomó el
relevo un argentino, Guitarte (1955), que indagó en el proceso de ensordecimiento de las
soluciones yeístas porteñas. Ya en el decenio de 1960, sobresalieron los trabajos de Gandolfo
(1962), Bès (1964), Foster (1967) y Fontanella de Weinberg (1967). Por esas mismas fechas,
comenzaron las primeras investigaciones sobre las realizaciones dadas a la -s por parte de los
hablantes porteños (Beym 1963; Wijk 1963).
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
JAIME PEÑA ARCE
79
La década de 1970 fue especialmente fructífera respecto al particular que nos ocupa.
Kovacci & Martín (1970) retomaron los trabajos sobre el tratamiento de la -s, asunto
continuado por Terrell en 1978. En 1972 vio la luz una aportación más general sobre la
fonética del español de Buenos Aires (Guirao et al. 1972); un año antes, en 1971, Guitarte
había reemprendido el estudio del yeísmo y, de 1977, data la aportación de Wolf & Jiménez
sobre ese mismo tema, que tuvo su continuación, centrado en el proceso de ensordecimiento
(Wolf & Jiménez 1979), a finales del decenio. De aquellos años data el grueso de las
investigaciones de Fontanella de Weinberg, también centradas en la cuestión de la -s (1973a,
1974, 1977-1978) y en el proceso de convergencia de las palatales lateral y central, bien
desde un punto de vista sincrónico (1978) o diacrónico (1973b).
Durante los años 80 del siglo pasado, Kovacci & Martín (1983) insistieron en las
particularidades de la -s implosiva porteña, y Wolf (1984) profundizó en el proceso de
ensordecimiento de las soluciones yeístas en Buenos Aires. Por su parte, Fontanella de
Weinberg dedicó, de nuevo, buena parte de sus energías en aquella década a rastrear la
diacronía del yeísmo porteño (1982, 1985 y 1989).
A lo largo del último decenio del siglo xx y durante los primeros años del xxi, han
continuado, desde nuevas perspectivas, las investigaciones (Benoît 1991; Harris & Kaisse
1999; Chang 2008; Fernández 2010; Rohena-Madarzo 2010, 2015; Colatoni 2013; Gradoville
2015). Todos estos trabajos han enriquecido el estudio y ayudado a esclarecer las cuestiones
analizadas: el tratamiento de la -s y las articulaciones en las que proceso de variación y
cambio yeísta se concreta en el español de Buenos Aires.
Finalmente, sobre el particular que nos ocupa, la despalatalización de la /ɲ/ en las hablas
de la capital argentina, contamos con una serie de estudios (Kochetov & Colantoni 2011;
Colatoni & Hualde 2013; Bongiovanni 2015a, 2015b, 2019), todos muy recientes, y que
parten del análisis de muestras formadas por un número limitado de informantes.
3. Muestra
3.1. Características y metodología de la muestra
3.1.1. Características de la muestra
3
. Número, sexo, edad y nivel socioeducativo de los
informantes
Tal como apunta Larrosa (2003-2004: 142), el intento por precisar el tamaño de las
muestras ha sido un tema de discusión constante dentro de la Sociolingüística teoría. Las
dos propuestas más difundidas, y a veces enfrentadas, han sido, por un lado, la de Labov
(1966: 170-171), que defendió las teorías de carácter porcentual; y por otro, la de Sankoff
(1980: 47-49), que se decantó por las de corte numérico. El primero consideró que el número
ideal de informantes era de 25 por cada 100 000 habitantes; el segundo estableció que,
independientemente del tamaño de la población, 150 participantes era una cifra suficiente
y significativa, incluso en comunidades muy complejas. Para la elaboración de la presente
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
ESTUDIO SOCIOLINGÜÍSTICO DE LA DESPALATALIZACIÓN DE /ɲ/ EN EL ESPAÑOL DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES
80
muestra se ha seguido la teoría numérica de Sankoff
4
; por este motivo fueron seleccionados,
de forma aleatoria
5
y sin que mediara remuneración, 150 informantes.
Los requisitos para poder ser informante fueron cinco:
1.º Haber nacido o ser residente en la ciudad de Buenos Aires desde los seis años de edad.
2.º Haber vivido toda su vida en esta ciudad.
3.º Ser hijo de argentinos –preferentemente, de bonaerenses–.
4.º Haber recibido toda su formación escolar y/o académica, por breve o larga que fuera,
en la propia ciudad de Buenos Aires.
5.º Los informantes no podían padecer ninguna patología relacionada con el habla.
Las variables sociales tenidas en cuenta en este trabajo han sido tres: el sexo de los
informantes, su edad y su nivel socioeducativo:
i) La variable hombre/mujer, tenida en cuenta en este tipo de investigaciones desde la
vehemente defensa de su relevancia por parte de Swacker (1975: 76-83), es atendida también
en estas páginas. A partir de los datos sobre el componente poblacional femenino (54 % del
total) y masculino (46 % del total) de la ciudad, se decidió seleccionar aleatoriamente –para
ser respetuoso con estos porcentajes– a 81 informantes mujeres y a 69 hombres.
ii) Las diferencias de lengua entre generaciones fueron puestas ya de relieve en los más
importantes estudios de dialectología (Pop 1950; Iordan 1967; Alvar 1973) del siglo xx;
como no podía ser de otra manera, también se ha tenido en cuenta la variable de la edad en
esta investigación. Para ello, se ha dividido a los informantes –desde una perspectiva émica
6
(Eckert, 1997)– en tres grupos de edad: a) de 20 a 34, b) de 35 a 54 y c) de más de 55. Gracias
a los datos de la pirámide poblacional de la ciudad –según la cual, la cifra de población de
entre los 20 y los 34 años es de 707 562 (un 32.5 % del total); la de población entre los 35 y
los 54 años, 738 070 (un 33 % del total); y la de población mayor de 55 años, de 777 144 (un
34.5 % del total)–, fueron aleatoriamente seleccionados 49 informantes del grupo a), 50 del
grupo b) y 51 del grupo c).
iii) Muchas han sido las teorías sobre la influencia que el nivel social del hablante tiene
sobre el lenguaje. Esas teorías han incidido –y han llegado a diversas conclusiones– en la
determinación de los factores que podrían configurar el estatus social del informante; en
este trabajo, se ha seguido el parecer de Alvar (1972: 35-36), quien se centró en el grado
de instrucción del informante. En función de las directrices de este reputado estudioso, se
ha dividido a los participantes en tres grupos: el primero (nivel bajo) incluye a aquellos
colaboradores que no poseían el graduado escolar; el segundo (nivel medio) agrupa a los que
sí habían conseguido ese graduado o habían completado los estudios secundarios; el tercero
(nivel alto) engloba a las personas que poseían un título de educación superior. A partir
de los porcentajes de la distribución de la población porteña según su nivel de instrucción
(un 24 % de sus habitantes no terminaron la formación básica, un 53 % de estos sí cuentan
con el graduado o el título de secundaria, y un 22 % cuentan con un título de educación
superior), la selección aleatoria de los informantes ha sido: 36 colaboradores sin el graduado,
79 informantes con el título de educación secundaria y 35 con una titulación superior.
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
JAIME PEÑA ARCE
81
3.1.2. Metodología de la muestra
Siguiendo las normas de la Sociolingüística variacionista, se realizaron –entre el 23 de
septiembre y el 12 de octubre del 2016– las entrevistas grabadas con los informantes. Estos
pudieron elegir, en todo momento, el lugar donde querían que la recogida de datos se llevase
a cabo: sus hogares, sus lugares de trabajo u otros locales a su elección, como casas de amigos
o espacios públicos. Cada grabación contiene, en primer lugar, de unos veinticinco a treinta
minutos de conversación informal, parcialmente dirigida; en segundo lugar, se procedió a
una lectura de un texto periodístico de temática política (que, al igual que la conversación
previa, incluía palabras
7
que contenían el fonema nasal palatal sonoro en diferentes contextos
fónicos y estructuras acentuales); al término de esa lectura, se comentaba su contenido, de
nuevo, de forma informal. El objetivo de esta variedad de procedimientos fue forzar la
creación de distintos registros contextuales, más relajados (conversación informal) y más
formales (lectura), que permitieran un estudio general de la cuestión en cuanto a su dimensión
diafásica.
El número total de secuencias, analizadas de forma impresionística, ha sido de 3757, de
ellas, 1800 corresponden a registros comunicativos formales y 1957, a registros comunicativos
informales.
Para tratar de paliar lo más posible las interferencias producidas por la denominada
paradoja del espectador, se les dijo a los informantes que se estaba llevando a cabo una
investigación sobre la variedad de soluciones que el proceso de cambio y variación yeísta
ofrecía en las hablas porteñas.
3.1.3. Clasificación de las articulaciones
8
En otro orden de cosas, y antes de proceder a desglosar los datos de la encuesta, conviene
dejar clara una serie de cuestiones en torno a las articulaciones del fonema /ɲ/ localizadas en
las grabaciones. Moya (1993: 28-29) distinguió, dentro de este proceso, cuatro soluciones
posibles; a saber:
1.ª Articulación estándar: palatal [ɲ]. Ejemplo: araña.
2.ª Articulación redundante: palatal + semiconsonante [ɲj]. Se da cuando a la ñ originaria
le sigue cualquier vocal menos la i. Ejemplo: Españia por España.
3.ª Articulación desdoblada: alveolar + semiconsonante [nj]. Se da cuando a la ñ
originaria le sigue cualquier vocal menos la i. Ejemplo: companiero por compañero.
4.ª Articulación alveolar [n]. Se da cuando a la ñ originaria le sigue una i o una
semiconsonante ([j, w]). Ejemplo: albanil por albañil, taniera por tañiera o panuelo por
pañuelo.
En el estudio realizado en la ciudad de Buenos Aires no se ha detectado ningún ejemplo
de la articulación redundante (2.ª); por este motivo, a lo largo de estas páginas, solo se hablará
de articulaciones palatalizadas (1.ª) o despalatalizadas
9
(3.ª y 4.ª)
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
ESTUDIO SOCIOLINGÜÍSTICO DE LA DESPALATALIZACIÓN DE /ɲ/ EN EL ESPAÑOL DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES
82
3.2. Resultados de la muestra
3.2.1. Número total y porcentaje de despalatalizaciones
La cantidad total de articulaciones palatalizadas y despalatalizadas, así como el porcentaje
que cada uno de estos dos grupos representa con independencia del registro o de cualquier
otra variable sociolingüística, se muestran en el cuadro siguiente:
Articulaciones
palatalizadas
(1223) 32.55 %
Articulaciones
despalatalizadas
(2534) 67.45 %
Cuadro 1. Números totales y porcentajes de articulaciones
palatalizadas y despalatalizadas en la comunidad porteña
Los resultados de la muestra son concluyentes: la despalatalización de /ɲ/ es una realidad
apreciable en el español de Buenos Aires. En más del 67 % de las articulaciones de este fonema,
es decir, en 2534 de los 3757 ejemplos analizados, aparece la solución despalatalizada.
El número total y el porcentaje de despalatalizaciones, con atención al contexto en el que
se produjo la emisión (formal o relajado), se presenta en el cuadro 2:
Registro
Tipo de articulación
Palatalizada Despalatalizada
Formal (576) 31.91 % (1224) 68.09 %
Relajado (647) 32.89 % (1310) 67.11 %
Cuadro 2. Números totales y porcentajes de articulaciones palatalizadas
y despalatalizadas, según el registro, en la comunidad porteña
La incidencia del registro conversacional en la cuestión de la despalatalización, a tenor de
los datos, no resulta ser un factor relevante: esta es prácticamente igual, independientemente
del registro.
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2020: 75-93
JAIME PEÑA ARCE
83
3.2.2. Resultados según el sexo y el registro
La muestra realizada sobre la comunidad de habla de la ciudad de Buenos Aires ha
arrojado, en función del sexo y el registro, los siguientes resultados:
Sexo
Tipo de articulación
Palatalizada Despalatalizada
Hombres
F
10
: (265) 31.98 %
R
11
: (294) 32.55 %
F: (562) 68.02 %
R: (601) 67.45 %
Mujeres
F: (311) 31.87 %
R:(353) 32.14 %
F: (662) 68.13 %
R: (709) 67.86 %
Cuadro 3. Números totales y porcentajes de articulaciones palatalizadas
y despalatalizadas, según el sexo y el registro, en la comunidad porteña
La variable sexo no ofrece ninguna diferencia. Las mujeres, en los registros más formales,
se decantan por la articulación despalatalizada en un porcentaje ligeramente superior al de los
varones; esa tendencia se mantiene en los registros más coloquiales.
3.2.3. Resultados según la edad y el registro
Los porcentajes de articulaciones palatalizadas y despalatalizadas, según la edad y el
registro, aparecen en la siguiente tabla:
Edad
Tipo de articulación
Palatalizada Despalatalizada
De 20 a 34 años
F:(183) 31.89 %
R: (210) 31.51 %
F: (406) 68.11 %
R: (458) 68.49 %
De 35 a 54 años
F: (188) 31.97 %
R: (211) 31.74 %
F: (412) 68.03 %
R: (456) 68.26 %
Más de 55 años
F: (205) 34.11 %
R: (226) 34.45 %
F: (406) 65.89 %
R: (396) 65.55 %
Cuadro 4. Números totales y porcentajes de articulaciones palatalizadas
y despalatalizadas, según la edad y el registro, en la comunidad porteña
Respecto a la incidencia de las despalatalizaciones en función de la edad y el registro,
no hay grandes diferencias entre los tres grupos etarios estudiados. No obstante, entre