49
RASAL
LINGÜÍSTICA
2021: 49-70
Recibido: 20.06.2020 | Aceptado: 21.10.2020
ARK: http://id.caicyt.gov.ar/ark:/s26183455/isxavdux5
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN
DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
ETHNOGRAPHY AS A GENRE. A PRELIMINARY STUDY
FROM A SYSTEMIC FUNCTIONAL LINGUISTICS
PERSPECTIVE
Fernanda Wiefling
Universidad Nacional de Río Negro
RESUMEN
Este estudio analiza etnografías publicadas en revistas especializadas de antropología sociocultural
argentinas y de otros países latinoamericanos. Desde la teoría Lingüística Sistémico Funcional, se llevó
a cabo un análisis cualitativo de la Configuración Contextual y el Potencial de Estructura Genérica
de elementos semánticos en la Introducción y Desarrollo de 10 etnografías de reciente aparición. La
etnografía como texto es el producto resultante del trabajo de campo de un antropólogo y, dentro del
ámbito académico, es uno de los géneros que abordan las asignaturas iniciales de las carreras de Ciencias
Sociales. El análisis revela que en cuanto a los elementos paratextuales que organizan la lectura de las
distintas secciones, se presenta la particularidad de incluir en los títulos y/o subtítulos citas de los actores
sociales involucrados. Las introducciones incluyen elementos obligatorios (señalar centralidad del tema,
objetivos, investigaciones anteriores y ubicación espacio-temporal de la investigación) y opcionales
(organización del artículo); mientras que el Desarrollo presenta distintas secciones para el soporte teórico,
el análisis de cada sujeto social investigado (obligatorio) y metodología (opcional). Esta investigación
intenta hacer aportes al conocimiento de la etnografía como género a partir de las herramientas de la LSF.
PALABRAS CLAVE: Lingüística Sistémico Funcional; Potencial de Estructura Genérica; Géneros
académicos; Etnografía.
ABSTRACT
This study analyzes ethnographies published in journals in the field of sociocultural anthropology
from Argentina and other Latin American countries. Within the frame of Systemic Functional
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
50
Linguistics, the Introduction and Development sections of 10 recently published ethnographies were
subjected to qualitative analysis of the Contextual Configuration and Generic Structure Potential
of semantic elements. As a text, an Ethnography is a product resulting from the field work of an
anthropologist and it constitutes one of the most frequently taught genres in under-graduate programs
in Social Sciences. Regarding the paratextual elements that organize the different sections, the analysis
reveals that these texts are characterized by the inclusion of quotes from the social actors involved
in the study in the titles and/or subtitles. The Introduction includes obligatory elements (the claim of
topic centrality, the objectives, the review of previous research and the spatio-temporal location of the
research) and optional ones (the organization of the article). On the other hand, in the Development, the
description of the theoretical approach and the analysis of each investigated subject are obligatory
while the methodology is optional. This research tries to make a contribution to the understanding of
ethnography as a genre using the tools of SFL.
KEYWORDS: Systemic Functional Linguistics; Generic Structure Potential; Academic Genres;
Ethnography.
1. Introducción
El término etnografía presenta una triple acepción: como enfoque, como método y como
texto. Como enfoque la etnografía es una práctica de conocimiento, busca comprender los
fenómenos sociales desde la perspectiva de los miembros de una comunidad particular,
elemento distintivo de las Ciencias Sociales. Como método refiere fundamentalmente a
técnicas como la observación participante, las entrevistas no dirigidas, la residencia con los
sujetos de estudio que se suele designar como “trabajo de campo” (Guber 2001). Por último,
la etnografía como texto, tema que se aborda en esta investigación, es el producto de ese
recorrido, es la textualización resultante del trabajo de campo (Marcus & Cushman 1982).
Así, la etnografía es una práctica central para la mayoría de los antropólogos, que se traduce
en un artículo científico. Dentro del ámbito académico, la etnografía es uno de los textos
a través de los cuales se enseña a los estudiantes, y constituye la fuente de la mayoría de
los ensayos comparativos y teóricos que forman parte de la bibliografía de las asignaturas
iniciales de las carreras de Ciencias Sociales. Visto desde la perspectiva del profesor, es un
tema ineludible en sus programas, y, desde el punto de vista del estudiante, es uno de los
materiales de lectura en distintos momentos de su carrera.
En el marco de la Lingüística Sistémico Funcional (LSF), el artículo científico en inglés
ha sido abordado por Korner, MacInnes y Rose (2007) con objetivos no solo descriptivos
e interpretativos sino también pedagógicos. Estos autores aportan una caracterización con
un conjunto de artículos del área de la producción industrial (Martin 2001; Martin & Rose
2008) y de las ciencias sociales (Hood 2010). La centralidad de este género también ha
convocado el interés de lingüistas de otros enfoques (Bhatia 2000; Dudley-Evans 1994;
Gnutzmann & Oldenburg 1991; Swales 1990, 2004). Varios estudios se han acercado
a sus diferentes secciones, principalmente a la Introducción (por ejemplo, Holmes 1997;
Swales 1990). También ha merecido atención el estudio de las otras secciones. Por ejemplo,
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
FERNANDA WIEFLING
51
el resumen o abstract ha sido estudiado, entre otros, por Castel (2006) y por Hlavacka
(2005); mientras que las secciones métodos y resultados fueron investigadas por Conduit
y Modesto (1990), por Thompson (1993) y por Montemayor–Borsinger (2009). Asimismo,
la investigación es abundante desde distintas perspectivas teóricas: estudios contrastivos de
secciones centrales, como el Resumen, la Introducción y la Conclusión en dominios como
la lingüística (Ciapuscio & Otañi 2002), la medicina (Ferrari & Gallardo 2006), la economía
(Stagnaro 2011), distintas secciones analizadas desde el Potencial de Estructura Genérica en
ingeniería eléctrica (Navarro & Caldas Simoes 2019); la Conclusión en ciencias agrarias,
Moyano (2012). Asimismo, hay estudios diacrónicos (Vallejos Llobet 2002; Ciapuscio
2005b; Wiefling 2016, 2018) y contrastes entre textos especializados y su aprendizaje
(García Negroni 2008). Las mencionadas investigaciones sobre las diferentes secciones del
artículo de investigación desde perspectivas funcionales afines representan solo una parte
de la enorme producción de conocimiento en la temática en un contexto de expansión del
estudio sobre géneros académicos. La mayoría de estas investigaciones presentan análisis
minuciosos sobre los movimientos retóricos propios de cada disciplina.
Si bien los estudios disponibles atienden a una variedad disciplinar y temática, la etnografía
ha obtenido menos atención, especialmente desde la Lingüística Sistémico Funcional. Un
antecedente en esta línea es Wiefling (2016, 2018), que exploró diacrónicamente ensayos
académicos y las conclusiones de artículos de investigación de antropología. Esto evidencia
la necesidad de ampliar las investigaciones sobre esta práctica disciplinar y de presentar
resultados que permitan la posterior contrastación.
Para tal fin, este trabajo se propone utilizar el Potencial de Estructura Genérica –noción
postulada por Hasan (1989, 1996)– de la Introducción y las secciones del Desarrollo de
etnografías. Se buscó responder preliminarmente los siguientes interrogantes: ¿Qué rasgos
estructurales y contextuales presenta la etnografía? ¿Qué rasgos son distintivos de este género?
Para responder estas preguntas se describirá la configuración semántico-estructural a partir
de un estudio empírico de 10 textos publicados en revistas especializadas de antropología
sociocultural escritas en español reunidas a partir del asesoramiento de especialistas del área.
De forma complementaria, se describirá la Configuración Contextual del género, sección
donde se identificarán las categorías paratextuales (títulos, subtítulos, resumen, etc.). En
suma, se presentarán los resultados de una primera exploración que dará cuenta de rasgos
estructurales y contextuales del género que pueden ser útiles para su caracterización y
enseñanza en los estudios superiores.
A continuación, se señala brevemente el marco teórico que sirve de base a la
investigación, a saber, antecedentes de la etnografía, algunos fundamentos de la Lingüística
Sistémico Funcional, la noción de género desde esta teoría, luego se describe el corpus y
la metodología empleada. Posteriormente, se presentan los resultados del análisis de los
textos: en primera instancia, los de la Introducción y, en segunda instancia, las secciones
correspondientes al Desarrollo de las etnografías. Finalmente, se esbozan algunas
conclusiones y futuros lineamientos.
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
52
2. Marco teórico
2.1. La etnografía desde la antropología
A partir de los años 80 distintos referentes de la antropología (Marcus 1980; Marcus
& Cushman 1982; Van Maanen 1988, Clifford & Marcus 1986; Rosaldo 1980) se han
aproximado al estudio de las estrategias retóricas y convenciones de la narrativa de los textos
etnográficos, también a la indagación de los distintos niveles de análisis y de organización
textual. Tanto antropólogos como sociólogos han estudiado los componentes argumentativos
de la etnografía (Peirano 1995); también se abordaron cuestiones de indexicalidad,
reflexividad, género e intertextualidad (Garfinkel 1967; Bauman & Briggs 1996).
De acuerdo a estos estudios, el método etnográfico es aquel mediante el cual el investigador
produce datos que constituyen la evidencia de este tipo particular de texto. “Una etnografía
es, en primer lugar, un argumento acerca de un problema teórico-social y cultural suscitado
en torno a cómo es para los nativos de una aldea, una villa miseria, un laboratorio o una base
espacial, vivir y pensar del modo en que lo hacen.” (Guber 2001:49). En este sentido, la
etnografía se fundamenta en la evidencia que aportan los datos del trabajo de campo.
2.2. Fundamentos teóricos de la Lingüística Sistémico Funcional
La teoría que subyace en este trabajo es la Lingüística Sistémico Funcional (LSF), creada
por Halliday (1985, 2004) y desarrollada por otros exponentes de esta corriente (Hasan 1989;
Martin 1992; Eggins & Martin 2003). El enfoque funcional en la lingüística es una manera de
considerar a la gramática en términos de uso para crear tres tipos de significados: ideacionales,
interpersonales y textuales. Los significados ideacionales son aquellos que el escritor/hablante
maneja para codificar sus experiencias en el mundo (participantes, circunstancias, procesos);
los interpersonales se generan porque el escritor/hablante interactúa con otros y se configuran
roles en el intercambio, y los significados textuales plantean cómo el escritor/hablante organiza
su mensaje y a través de qué canal. Los tres tipos de significados se realizan en el lenguaje de
manera simultánea y sus combinaciones producen una infinita variedad de textos.
Considerar la gramática en términos de uso implica considerar el contexto. En este modelo,
los conceptos centrales ‘contexto de cultura’ y ‘contexto de situación’ fueron propuestos
por Firth (1957) a partir de los escritos de Malinowski (1923, 1935) y son retomados y
redefinidos por Halliday (1985). El contexto de cultura comprende todo el sistema semántico
del lenguaje, es el trasfondo cultural amplio que permite interpretar y dar sentido tanto a lo que
se está haciendo como lo que se está diciendo. El contexto de situación es una representación
abstracta del entorno en términos de factores extralingüísticos que tienen importancia para
el texto mismo (características de los participantes, la acción verbal y no verbal, los objetos
relevantes, los efectos de la acción verbal). El lenguaje no existe sin un contexto de situación
y un contexto de cultura. En el contexto de situación, los significados ideacionales realizan
el campo (la naturaleza de la actividad social), los significados interpersonales, el tenor
(roles en el desarrollo de la actividad) y los significados textuales, el modo (rol del lenguaje
en la actividad social: constitutivo o auxiliar). Las categorías campo, tenor y modo juntas
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
FERNANDA WIEFLING
53
constituyen el constructo esquemático que se conoce como contexto de situación (Ghio &
Fernández 2008:44) formado por las variables del registro.
Un registro puede definirse como la configuración de los recursos semánticos que un miembro
de una cultura asocia de manera típica con el tipo de situación. Es el potencial de significado
que es accesible en un determinado contexto social. Tanto la situación como el registro
asociado a ella pueden describirse con diferentes grados de especificidad; pero la existencia
de registros es una evidencia de la experiencia cotidiana; los hablantes no tienen dificultad en
reconocer las opciones y combinaciones que están “en juego” en determinadas condiciones
contextuales. Dado que estas opciones son realizadas bajo la forma de la gramática y el
vocabulario, el registro puede reconocerse como una selección particular de palabras y
estructuras (Halliday 1978:111).
En suma, de acuerdo con la propuesta de Halliday, los registros lingüísticos son
variedades léxico-gramaticales relacionadas con diferentes contextos de situación.
2.3. El género para la LSF
En el modelo presentado por Halliday y Hasan en 1985, género no era considerado
un término específicamente sistémico, sino más bien el término tradicional para lo que es
entonces interpretado como variación funcional (registro) o un aspecto del modo variable
de contexto o tipo de situación. En el momento en que el término registro fue adoptado, el
término género estaba estrechamente asociado a la literatura (géneros literarios). El género
se acerca entonces al concepto de tipo de situación en el modelo de contexto de Halliday
y se basa en la intersección de la jerarquía de estratificación e instanciación. Así, dentro
del enfoque sistémico-funcional, para dar cuenta de formas recurrentes de enunciados en
distintos contextos comunicativos se utilizó el concepto de registro desde comienzos de
los años sesenta (Halliday, McIntosh & Strevens 1964) y fue desarrollado más adelante
(Halliday & Hasan 1985). Dentro de esta línea, Hasan (1978) ha propuesto incorporar una
estructura que organice el potencial de significados especificados por el registro denominado
Potencial de Estructura Genérica.
Asimismo, desde mediados de la década de los ochenta, la denominada Escuela de
Sydney (Martin 1985) ha introducido en el marco sistémico-funcional otra propuesta para
estudiar los géneros. Esta es una propuesta estratificada de género, ligada a variables del
contexto de cultura, que se vincula con la línea de Bajtín y que se aparta de los principios
teóricos y metodológicos de las décadas previas. Este planteo intenta una organización de
los distintos géneros como un sistema paradigmático de opciones (Martin & Rose 2008).
De esta manera, la propuesta alternativa de Martin busca proporcionar una descripción
integrada de diversos géneros organizados sistemáticamente.
Hasta aquí hemos presentado muy brevemente la perspectiva “clásica” de género
propuesta por Hasan y la perspectiva de la Escuela de Sydney. En la siguiente sección
se desarrollarán los conceptos del Potencial de Estructura Genérica de Hasan que se
utilizará en este estudio.
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
54
2.4. Configuración Contextual y Potencial de Estructura Genérica
Hasan (1989:36) afirma que “if text can be described as language doing some job
in some context, then it is reasonable to describe it as the verbal expression of a social
activity”.
1
En este sentido, plantea la noción de Configuración Contextual (CC) como un
conjunto de combinaciones específicas del campo, tenor y modo que puede dar cuenta y
predecir la estructura de un texto. La CC describe los elementos obligatorios y los elementos
opcionales de una estructura textual. Así, una CC puede predecir qué elementos deben ocurrir
(elementos obligatorios), qué elementos pueden ocurrir (elementos opcionales), en qué lugar
deben ocurrir, en qué lugar pueden ocurrir y con qué frecuencia ocurren (iteración) (Hasan
1989:64). La combinación específica de los valores del contexto de situación motivará la
aparición de determinados elementos obligatorios y opcionales en la estructura textual.
El concepto de CC Hasan lo vincula con el de Potencial de Estructura Genérica (PEG)
que reúne los factores decisivos de la estructura genérica de un texto. Así, “Genérico” se
relaciona con género: la estructura se define para cada género en particular, y “Potencial”
refiere al hecho de que determinado potencial de estructura genérica especifica el conjunto de
estructuras posibles para un determinado género (Ghio & Fernández 2008). En la propuesta
de Hasan el género no está visto como algo estático sino como un proceso, con elementos
ordenados secuencialmente, pero también con posibles combinaciones de opcionalidad o de
iteración. Un PEG sintetiza las condiciones bajo las cuales un texto se considera apropiado
para una determinada configuración contextual (Ciapuscio 2005a). En el Cuadro 1 se expone
el metalenguaje propuesto por Hasan para describir la estructura genérica.
Símbolo Signicado
X˄Y el elemento X precede al elemento Y (orden jo)
˚Y el elemento Y es un elemento que no tiene orden
(X) El elemento X es opcional
<X> El elemento X es un elemento recursivo
<[X˄Y]> Los elementos X e Y son recursivos y en un orden jo X entonces Y
Cuadro 1. Adaptado de Eggins (2004)
Así, la importancia del Potencial de Estructura Genérica es doble. Por un lado, si el PEG
es válido, puede describir adecuadamente el género en cuestión y la función de la gramática
en la creación de otros ejemplares de ese género; por otro lado, si el metalenguaje para el PEG
es el mismo para un conjunto de PEG que explican diferentes géneros, este metalenguaje
puede ser una herramienta aplicable en el estudio de los géneros. Desde esta perspectiva se
concibe a los géneros como entidades complejas, conformadas por variables contextuales,
semánticas y estructurales que se despliegan en constituyentes obligatorios u opcionales.
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
FERNANDA WIEFLING
55
2.5. El modelo de movimientos retóricos de Swales para artículos de investigación
Para una descripción más pormenorizada de los elementos obligatorios y opcionales del
PEG de la etnografía se propone tomar el concepto de movimiento (move) retórico de Swales
(2004:228): “A ‘move’ in genre analysis is a discoursal and rhetorical unit that perfoms
a coherent communicative function in a written or spoken discourse”.
2
Si bien el modelo
original de Swales (1990) fue creado para explicar solo la estructura de las introducciones
de los artículos de investigación, este marco teórico metodológico ya ha sido extendido
para describir tanto otras secciones específicas como la estructura global de los artículos.
Efectivamente, en la propuesta de Swales los movimientos retóricos están constituidos por
las secciones (Resumen, Introducción, Marco teórico, Metodología, Resultados, Discusión,
Conclusión) que a su vez contienen otros movimientos dentro del despliegue de cada sección.
En 1990, este autor da cuenta de la repetición de un movimiento retórico en una misma sección o
en otras secciones, fenómeno que denomina cyclicity. En ese sentido, dentro de la Introducción
ocurren otros movimientos retóricos, como por ejemplo Establecer un territorio, Establecer un
nicho, Ocupar el nicho (p. 141) y a su vez estos movimientos retóricos se afirman en pasos
retóricos (Afirmar centralidad, Indicar un vacío, Reseñar investigaciones anteriores, etc.).
Si bien el modelo de Swales tiene validez descriptiva, resulta una aproximación prototípica
que no da respuestas específicas respecto a la variación disciplinar. Analizar en qué secciones
específicas de la etnografía se producen estos ciclos, y utilizar este modelo de manera flexible
para poder postular categorías no consideradas a priori a las que denominaremos ‘categorías
emergentes’ puede ser un buen inicio para la aproximación a describir las características del
género estudiado aquí.
3. Marco metodológico
3.1. Corpus
La selección y recopilación de etnografías publicadas en revistas especializadas de
antropología sociocultural se hizo a partir de la consulta a especialistas del área. Dentro
del diverso ámbito de la antropología (antropología lingüística, antropología biológica,
arqueología), la antropología sociocultural se destaca por su centralidad en la investigación
en Argentina y en la región, cuyos resultados están publicados en numerosas revistas de
especialidad (Cuadernos de Antropología social, Runa, Papeles de trabajo, Intersecciones
en Antropología, Etnografías contemporáneas, Revista austral de Ciencias sociales,
Revista uruguaya de antropología y etnografía, entre otras). Las revistas seleccionadas son
reconocidas dentro de la comunidad científica por un grupo de especialistas consultados en la
Universidad Nacional de Río Negro. Se trata de revistas indexadas del dominio específico en
las que se publican textos de investigadores de antropología sociocultural que son destinados
a un público de pares o de formación universitaria. Para la selección de los textos se tuvieron
en cuenta estos criterios:
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
56
- que las revistas estuvieran indexadas;
- que aparecieran en la sección de la revista destinada a artículos;
- que los textos fueran publicados originalmente en español;
- que los autores fueran latinoamericanos o tuvieran filiación en instituciones de la región.
Para reunir el corpus se tomó un número completo de la revista Etnografías contemporáneas
(UNSAM) que consta de 5 artículos y otros 5 artículos seleccionados al azar de revistas
especializadas latinoamericanas (2 publicados en Argentina, 1 en Uruguay, 1 en Chile y 1 en
Brasil). La selección quedó conformada como se explicita en el Cuadro 2:
ID Revista Autores Título
E1
Etnografías
contemporáneas.
(Argentina)
Salamanca
Villamizar, C. y F.
Aztudillo Pizarro.
Justicia(s) espacial(es) y tensiones socio-
ambientales. Desafíos y posibilidades para la
etnografía a un problema transdisciplinario
E2
Etnografías
contemporáneas.
(Argentina)
Cravino, Ma. C.
Desigualdad urbana, inseguridad y vida
cotidiana en asentamientos informales del
Área Metropolitana de Buenos Aires
E3
Etnografías
contemporáneas.
(Argentina)
Bachiller, S.
No nos une el amor, sino el espanto. Indagando
etnográcamente la sociabilidad al interior de
un grupo de personas en situaciones de calle
E4
Etnografías
contemporáneas.
(Argentina)
Tammarazio, A.
Familias relocalizadas: intervenciones urbanas
que desorganizan prácticas cotidianas. Relatos
sobre dos barrios del Conurbano Bonaerense
en proceso de urbanización
E5
Etnografías
contemporáneas.
(Argentina)
Privitera Sixto, Ma. R.
Entre el riesgo y el goce: disputas por la
‘recuperación’ del espacio público en el
corazón de la ciudad de Buenos Aires
E6
Revista uruguaya
de antropología y
etnografía.
(Uruguay)
Avalos, M. A.
La salud-enfermedad y muerte desde un
abordaje etnográco. Misiones-Argentina
E7
Salud colectiva.
(Argentina)
Domínguez Mon, A.
Los cuidados de la salud en personas que
viven con diabetes: enfoque etnográco
antropológico y perspectiva de género
E8
Revista austral de
Ciencias sociales.
(Chile)
Moreira, Ma. V.
Etnografía sobre el honor y la violencia de una
hinchada de fútbol en Argentina
E9
Saúde e Sociedade.
(Brasil)
Leavy, P.
Investigación etnográca sobre infestaciones
en el Chaco-Salteño, Argentina
E10
De prácticas y
discursos.
(Argentina)
Bonvillani, A.
Etnografía colectiva de eventos: la cronotopía
paradojal de la Marcha de la Gorra (Córdoba,
Argentina)
Cuadro 2. Configuración del corpus
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
FERNANDA WIEFLING
57
3.2. Procedimientos metodológicos para el análisis
Se siguieron los siguientes pasos metodológicos:
1. Análisis de la Conguración Contextual de las etnografías del corpus, considerando
las variables campo, tenor y modo.
2. Análisis de la secuencia, iteratividad y grado de obligatoriedad de un conjunto
de elementos que señalan las distintas categorías paratextuales (título, subtítulo,
abstract, tablas, bibliografía) y secciones organizadoras del artículo y que contribuyen
al reconocimiento del género (Resumen, Introducción, Marco teórico, etc.).
3. Análisis cualitativo a través de la estructura semántica potencial de la Introducción.
Se identicaron en particular movimientos retóricos y pasos retóricos de la
estructura semántica potencial de esta sección. En esta instancia se determinó qué
movimientos retóricos aparecen, si hay un orden secuencial y si hay movimientos
‘emergentes’ que son propios del género etnografía. Aquí se tomó la propuesta de
movimientos retóricos de Swales (cfr. 2.5) tales como Armar centralidad, Indicar
un vacío, etc.
4. Clasicación de los elementos en términos de secuencia, grado de obligatoriedad y
carácter iterativo de los componentes. En base a estos resultados, consideramos que
un número igual o superior al 60% de ocurrencias se considera suciente como para
considerarlo estable dentro del Potencial de Estructura Genérica, mientras que una
realización igual o superior al 40% se considera como elemento opcional.
5. Análisis de las secciones que corresponden al Desarrollo de la etnografía.
Desarrollo está denido –de manera amplia– como las secciones que aparecen
entre la Introducción y la Conclusión. Aquí buscamos elementos obligatorios y
opcionales representativos de este género y si hay algún elemento ‘emergente’ que
sea particular de la etnografía.
4. Resultados y discusión
4.1. Configuración Contextual
Se encontraron similitudes en la Configuración Contextual de las etnografías analizadas.
El campo involucra la investigación etnográfica sobre un problema sociocultural (conflictos
urbanos, violencia en el fútbol, enfermedades/salud pública, fiesta popular). El texto
publicado en la revista es la consecuencia de un trabajo de campo realizado en otro momento
y lugar en el que se inscriben los actores sociales, las instituciones a las que pertenecen, las
relaciones y las circunstancias que se interpretan desde la perspectiva teórica que adopta
el investigador. El tenor señala una relación simétrica entre el autor y el lector, puesto
que las revistas especializadas son producidas y consumidas por expertos. En las palabras
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
58
preliminares de Etnografías contemporáneas (cfr. 3.1 Corpus) los editores se dirigen a
lectores y/o escritores antropólogos:
Quisiéramos poner de manifiesto nuestra intención de que tanto estas, nuestras palabras
iniciales, como –sobre todo– los trabajos en él compilados contribuyan a alentar sucesivos
emprendimientos en etnografías de lo urbano que nos permitan a la vez recoger y seguir
ampliando esta creciente tradición que, al tiempo que se interroga sobre las diversas formas
que asume “lo urbano” en las sociedades contemporáneas, nos impulsa a los antropólogos
a esa revisión teórico-metodológica permanente que prácticamente desde sus inicios ha
constituido la marca de la buena antropología (Noel & Segura 2016:21).
Si bien el propósito de una etnografía es describir el trabajo de campo, que se propone
como una experiencia única y singular que busca provocar en el lector inexperto la
sensación de haber “estado allí” (Geertz 1989), la etnografía como texto debe atravesar
distintas evaluaciones como cualquier artículo científico, y en ese sentido, es un texto
producido por expertos para expertos. El modo es escrito en articulación con otros modos
semióticos (fotos, mapas), aunque lo más habitual es que se transcriban fragmentos de las
entrevistas orales realizadas en el trabajo de campo o de las impresiones de la observación
participante. El lenguaje tiene un rol constitutivo en el contexto y, al ser escrito, el lector
es pasivo, no hay retroalimentación.
4.2. Potencial de Estructura Genérica de las categorías paratextuales
Aquí analizamos la secuencia, la iteratividad y el grado de obligatoriedad de elementos
que conforman las distintas categorías paratextuales
3
dentro de la configuración estructural.
Se indagó la disposición del título, subtítulos, epígrafes, autor, datos de procedencia del
autor, resumen en lengua local, abstract en inglés. En el Cuadro 3 se especifica la presencia
de estos elementos en el corpus.
Como se ve en dicho Cuadro, los elementos que conforman las distintas categorías
paratextuales considerados obligatorios del género (≥ 60) están conformadas por el título,
subtítulos, autor, datos del autor, resumen, abstract, y bibliografía que presentan un orden
fijo ˄. Mientras que las notas al pie < > se pueden intercalar entre algún otro elemento.
El epígrafe, figuras, mapas, fotografías o agradecimiento no alcanzan a ser elementos
opcionales. Así, el Potencial de Estructura Genérica de la etnografía para los elementos se
representa de este modo:
TI˄ST˄AU˄DA˄RE˄AB<NP>˄BI
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
FERNANDA WIEFLING
59
Categorías paratextuales %
Título (TI) 100
Subtítulo (ST) 100
Epígrafe (EP) 20
Autor (AU) 100
Datos sobre el autor (DA) 100
Resumen (RE) 100
Abstract AB)
100
Figuras (FG) 20
Tablas (TA) -
Fotografías (FO) 10
Notas al pie (NP) 100
Bibliografía (BI) 80
Agradecimientos (AG) 10
Cuadro 3. Elementos de las categorías paratextuales de las etnografías
Un rasgo particular de los títulos y subtítulos de las etnografías estudiadas es que suelen
incluir discursos referidos de alguno de los actores sociales involucrados. El 50% de los
subtítulos integran citas directas de los participantes y un 20% en los títulos también utilizan
esta estrategia. Si bien esta característica no puede considerarse como un rasgo esencial
porque no alcanza una ocurrencia igual o mayor al 60%, sí se puede considerar como una
particularidad de este género. Los fragmentos del cuaderno de campo en el que aparecen
voces de los actores sociales responden a la metodología etnográfica de trabajo situado que
recupera la polifonía. En (1) y (2) se dan ejemplos de títulos y subtítulos que muestran la
inclusión de discursos referidos de los actores sociales investigados.
(1) Entró el PROMEBA y me arrancaron el corazón… (E4)
(2) Era la enfermedad de la sangre (E6)
El corpus de etnografías muestra que la secuencia de elementos obligatorios (título,
subtítulo, datos del autor, resumen, notas al pie) da indicios de una estructura genérica ya
consolidada en la disciplina que se asemeja a los artículos de investigación de otras áreas
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
60
de conocimiento. Las fotografías, los mapas o las figuras no son frecuentes, pero cuando
aparecen guardan relación con los temas y los propósitos de cada artículo, por ejemplo los de
etnografía y urbanismo.
4.3. Potencial de Estructura Genérica de la Introducción
Las posibilidades estructurales en las introducciones de las etnografías muestran bastante
estabilidad, al igual que el Potencial de Estructura Genérica de los elementos que organizan
las categorías paratextuales. Sin embargo, también presentan lo que parecen ser movimientos
retóricos ‘emergentes’ de las introducciones de este género. Los elementos obligatorios y
optativos se pueden ver en el Cuadro 4. Como parámetro de referencia, se tuvo en cuenta el
planteo de movimientos retóricos de Swales (1990, 2004) en relación con las introducciones
de artículos de investigación (cfr. 2.5).
Movimientos retóricos (MR) de la sección Introducción %
MR1
Establecer un
territorio
Armar centralidad sobre el tema/Hacer
generalizaciones sobre el tema (AC/G)
80
Reseñar investigaciones previas (RI) 80
MR2
Establecer un
nicho
Negar/contradecir otros trabajos (N/CT) 10
Indicar un vacío/una deciencia en otros
trabajos (IV)
50
Cuestionar otros trabajos (CT) 30
Continuar una tradición teórica (CTT) 10
MR3
Ocupar el
nicho
Contextualizar en espacio y tiempo la
investigación (CPET)
90
Plantear el/los objetivos de la investigación(PO) 80
Relatar la experiencia del etnógrafo en el
trabajo de campo (RE)
90
Interrogaciones sobre lo hallado en el trabajo de
campo (ITC)
40
Organización textual de la etnografía (OT) 40
Metodología (ME) 30
Cuadro 4. Porcentaje de elementos estructurales en la sección Introducción
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
FERNANDA WIEFLING
61
Como se observa en el Cuadro 4 los movimientos retóricos (MR1) Establecer un
territorio (MR2), Establecer un nicho y (MR3) Ocupar el nicho presentan elementos o
pasos obligatorios. Los pasos Afirmar la centralidad del tema y/o hacer generalizaciones
sobre el tema aparecen en un 80% y hacer Referencia a investigaciones previas también
en un 80%. Un dato sorprendente es el carácter opcional de pasos dentro del movimiento
Establecer un nicho (MR2), a saber, Cuestionamiento de otros trabajos e Indicar un vacío en
el campo investigado. Esto puede responder a que cada etnografía representa el análisis de
un estudio único y singular, por tanto, parece ser menos relevante enfatizar la originalidad de
los hallazgos, como sí puede ocurrir en otras disciplinas. En cuanto al MR3, su despliegue
textual también es particular. Enunciar los objetivos es un paso obligatorio que está presente
en los artículos de investigación de otras disciplinas, aquí también está planteado. Sin
embargo, Contextualizar el trabajo de campo y relatar cómo el etnógrafo se involucró en la
investigación consideramos que es un elemento ‘emergente’, particular de este género. Como
se ve en el Cuadro 4, la ocurrencia es alta (90%). Así, la estructura genérica en la sección
Introducción de las etnografías analizadas es:
[AC˄RI˚<(IV)>]˄[˚PO˚CPET˚RE˄<(ITC)>˄(OT)]
[Armar centralidad˄Reseñar investigaciones anteriores˚<(Indicar un vacío)>]˄[Plantear
los objetivos˚Contextualizar Participantes, Espacio y Tiempo ˚Relatar la experiencia del
etnógrafo˄<(Interrogarse sobre los hallazgos)>˄(Anticipar la organización del texto)]
Los elementos obligatorios (Afirmar centralidad del tema o generalizar sobre el tema
y Señalar investigaciones previas) tienen un orden de aparición fijo ˄. Los elementos
obligatorios que tuvieron mayor porcentaje de ocurrencia con posición no fija ˚ fueron la
contextualización de la etnografía que describe los participantes, el tiempo y el lugar; la
inserción del propio investigador en ese contexto de estudio a través de un breve relato de
cómo llegó a integrarse con las personas o instituciones investigadas, y, por último, las
preguntas que motivan el desarrollo de la etnografía. Los corchetes señalan que son elementos
móviles dentro de esos límites, y < > señala que indicar un vacío puede estar intercalado con
otro elemento.
El ejemplo (3) muestra cómo se realiza el elemento obligatorio Contextualizar el trabajo
de campo en espacio y tiempo (CPET):
(3) El presente artículo es resultado de un trabajo de campo etnográfico realizado con PSC
4
que
entre el 2005 y el 2008 residieron en una plaza céntrica de Madrid (España), denominada
Isabel II y conocida localmente como Plaza Ópera. (E3)
En el 90% de los casos las introducciones incluyen información relativa al momento y
lugar en los que se llevó a cabo la investigación. Asimismo, otro elemento obligatorio que
alcanzó una alta ocurrencia fue Relatar la experiencia del etnógrafo sobre lo hallado en el
trabajo de campo (RE), como se ve en (4):
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
62
(4) Durante muchos años realicé investigaciones en ellos, tanto en la Capital Federal como en
el Conurbano Bonaerense: en la segunda mitad de la década de los ochenta como estudiante
de antropología, otros a comienzos de los años noventa como recién graduada y en los años
dos mil como docente investigadora. Como en toda indagación dentro del campo de la
antropología de la ciudad que aborde la vida urbana cotidiana contemporánea, surgen en las
conversaciones y observaciones los tópicos de inseguridad o violencia. (E2)
Un modo particular de introducir las hipótesis de investigación es plantear interrogantes
sobre lo recuperado en la experiencia de campo (ITC). Aunque este es un elemento opcional,
resultó interesante. Se ilustra en (5):
(5) Dado el propósito de discutir con las perspectivas aislacionistas, el artículo supone interrogarse
por las conexiones, por la serie de intercambios que se establecen entre quienes viven en la vía
pública, por los mecanismos de pertenencia y adscripción que se generan en un grupo de PSC
en un territorio específico, por los vínculos que los miembros de dicho grupo constituyen con
y en la porción del espacio público que se han apropiado (aunque más no sea temporalmente),
por las reciprocidades y formas de cooperación, pero también por los conflictos que se
producen al interior del grupo. En definitiva, si el objetivo consiste en preguntarse por la
naturaleza del vínculo social, examinar la relación entre PSC conlleva a dilucidar el sentido
de pertenencia grupal entre quienes viven en la Plaza Isabel II. (E3)
Por último, mencionar o reflexionar sobre la metodología que se aborda en el trabajo
también es un elemento opcional, pero que resulta un movimiento retórico particular de este
género, como se ve en (6):
(6) Mi interés es mostrar el valor heurístico, interpretativo y explicativo de los aportes de la
etnografía y de la perspectiva de género para el análisis de las prácticas de cuidado,
particularmente, vinculadas a la diabetes en adultos mayores. Considero que ambos enfoques
reconocen un punto de convergencia: que los significados sobre los fenómenos son diversos y
variables, que los individuos disputan sentidos sobre estos según los capitales o recursos que
dispongan en un campo determinado (recordando tanto a Bourdieu como a Giddens) en un
momento histórico dado. (E7)
Advertimos que en algunos casos ocurre lo que Swales indica como movimiento retórico
cíclico, por ejemplo la descripción metodológica se anticipa en la sección Introducción, en
algunos casos reflexionando sobre la potencialidad epistemológica de la etnografía, pero solo
el 50% retoma las cuestiones metodológicas en el desarrollo.
4.4. Potencial de Estructura Genérica de las secciones del Desarrollo de las etnografías
Si bien la regularidad estructural hasta este punto radica en la aparición de ciertas
subcategorías de la Introducción, las secciones del desarrollo proyectan distintas organizaciones.
Para determinar el Potencial de Estructura Genérica de esta serie de movimientos retóricos
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
FERNANDA WIEFLING
63
tomamos elementos obligatorios y opcionales con el fin de acercarnos a describir los rasgos
fundamentales del género. El Cuadro 5 muestra los porcentajes encontrados:
Movimientos retóricos en el Desarrollo %
Plantear conceptos teóricos (PCT) 100%
Describir el contexto de la investigación (DC) 80%
Describir/reexionar sobre la metodología (M) 50%
Relatar la inclusión del etnógrafo en el contexto (RE) 50%
Focalizar en los actores sociales (AS) 90%
Cuadro 5. Potencial de Estructura Genérica de las secciones del Desarrollo de las etnografías
De acuerdo a lo presentado en el Cuadro 5, los elementos obligatorios que arrojaron un
porcentaje mayor de aparición son el planteo de conceptos teóricos que permiten interpretar
el trabajo de campo (100%). Hay artículos que utilizan una sección inicial para presentar
el marco teórico y otros que lo intercalan en la presentación de los eventos o participantes,
aquí también se observa el carácter cíclico de los movimientos retóricos. Es de destacar que
solamente un 20% de los artículos presentaron el marco teórico como una categoría aparte y
señalada en el correspondiente subtítulo. Es frecuente que el apoyo conceptual se intercale en
la línea argumental del trabajo. En (7) lo ilustramos:
(7) La discusión acerca de la justicia espacial elabora una teoría espacial de la justicia a partir de
dos vías de reflexión y discusión teórica que confluyen. Por una parte, una problematización y
discusión filosófico-política sobre la justicia (Rawls, 1987, Young 1990, 2000; Musset, 2015),
por otra, el llamado “giro espacial” (Lefebvre, 1974; Foucault, 1997[1978]; Harvey, 1997;
Soja, 2014). (E1)
Asimismo, focalizar en los actores sociales (instituciones, grupos o sujetos individuales)
es otro elemento que se releva en un 90%, tal como se presenta en (8):
(8) Magalí tenía 10 años cuando se mudó del barrio San Jorge al Hardoy por iniciativa de su
mamá para estar mejor. Es la menor de una familia de seis hermanos, los seis nacieron y se
criaron en el barrio San Jorge. La historia de su familia y de cómo fueron logrando un lugar
para vivir está marcada por el esfuerzo, los intercambios con mayor o menor conflicto, y las
ganas de progresar, expectativa puesta, en parte, en la mudanza de un barrio a otro. (E6)
RASAL © - Revista de la Sociedad Argentina de Estudios Lingüísticos - 2021: 49-70
LA ETNOGRAFÍA COMO GÉNERO. UNA APROXIMACIÓN DESDE LA LINGÜÍSTICA SISTÉMICO FUNCIONAL
64
En (8) se evidencia que una de las características de los movimientos retóricos del
Desarrollo es la cita textual del cuaderno de campo (elemento obligatorio). Aquí se
registran las voces de los actores sociales estudiados o también las impresiones del propio
investigador. Este elemento cumpliría la función de la categoría canónica Resultados, pero
tiene la particularidad de presentarse con subtítulos que incorporan a menudo citas textuales.
En el ejemplo (9) se muestra la descripción del contexto en el que se llevó a cabo la
investigación, otro elemento obligatorio que resulta particular del género etnografía.
(9) La huerta comunitaria de Caballito emergió en el verano porteño de 2002 como un
emprendimiento conjunto de las “asambleas” de la zona, en el corazón geográfico de la
ciudad de Buenos Aires. Esta área suele ser descripta por estadísticas estatales, cientistas
sociales y medios masivos de comunicación, como un barrio “típico” de clases medias, que
se destaca por su accesibilidad -allí convergen la línea ferroviaria que atraviesa de este a
oeste la ciudad, dos líneas de subterráneos y gran cantidad de líneas de colectivos -y su tejido
urbano continuo– con zonas donde predominan edificios y zonas de carácter residencial de
baja densidad-, configurándose como una de las zonas más densas de la ciudad, con menor
extensión de espacios verdes. (E5)
Si bien la información sobre la contextualización del trabajo de campo ya se anticipa en